Zoo de Madrid o Faunia

Muchos de quienes llegan a la ciudad de Madrid dudan entre visitar el Zoo de Madrid o Faunia, es en ese momento es cuando llegan las consultas a quienes han visitado ambos, pero, como todos sabemos, no encuentran nunca una respuesta unánime, simplemente porque contra gustos no hay nada escrito y porque, como es normal, ambos recintos gozan cada uno de sus ventajas y desventajas respecto al otro. Aquí es cuando se presenta el dilema, si no disponen de tiempo suficiente de visitar los dos, por cuál de los dos grandes espacios existentes en Madrid decantarse, si por el Zoo de Madrid o Faunia.

Que es mejor el Zoo o Faunia

La principal diferencia que encontraremos entre el Zoo Aquarium y Faunia se encuentra en su misma esencia, en la forma de plantear el concepto de un espacio en el que puedan vivir distintas especies de animales salvajes con el fin de que el hombre las conozca y pueda contemplarlas, ya que está claro que sin la existencia de estos lugares la mayoría de nosotros jamás habríamos tenido la oportunidad de contemplar animales como un rinoceronte o como un cocodrilo.

Ello no quiere decir en absoluto que la necesidad de que existan lugares como los zoológicos o similares justifique en ningún momento el abandono o mal trato de los animales, sino que, desde luego, se debe intentar buscarles un hábitat lo más parecido posible al que tendrían si vivieran en libertad.

zoo de madrid

Lo que diferencia pues básicamente a los dos lugares es que el Zoo de Madrid es el típico zoológico que todos hemos visto alguna vez, ya sea en esta ciudad o en otra, en la que los animales están limitados en el espacio, generalmente en jaulas o espacios separados de los visitantes por fosos. Es decir, un zoológico en el que el visitante se limita a contemplar las distintas especies de animales, sin que exista ningún tipo de acercamiento hacia ellos ni ninguna clase de interactuación.

En cuanto a Faunia, se ha hecho de tal manera que sí permite al visitante un contacto directo con los animales. El espacio ha sido dividido en diversas áreas, cada una de las cuales representa un ecosistema, como por ejemplo la jungla o los polos. Cada una de las diversas especies de animales que habitan el lugar lo hacen en su correspondiente ecosistema, disfrutando de esta manera de un hábitat muy parecido al suyo natural.

Faunia

Así, por ejemplo, en Faunia podremos vivir, tan sólo acercándonos hasta el ecosistema de los polos, una experiencia única, experimentando qué se siente cuando nos encontramos a unas temperaturas tan bajas como las que en dicho lugar imperan.

En cuanto al Zoo, existe un espacio destinado a cada continente, en cada uno de los cuales podremos ver un gran número de las especies que los habitan.

Lemur Faunia

Otra de las diferencias la encontraremos en los animales mismos, ya que en el Zoo viven mayor cantidad de ejemplares, muchos de ellos salvajes, de los que todos estamos acostumbrados a ver en un zoológico, como leones, tigres, elefantes y similares. En Faunia, en cambio, tienen una mejor recreación de su habitat aunque hay un menor número de animales, por ejemplo no hay jirafas ni elefantes ni grandes animales, lo que queda contrarrestado por el hecho de que muchos de los que allí viven pertenecen a especies raras, de las que no solemos tener la oportunidad de ver en cualquier zoológico, como el conocido como pingüino de Adelia, el manatí o el gallito de roca.

Si deseamos pasar todo el día, en ambos lugares encontraremos locales en los que poder comer. En el Zoo podemos hacerlo  en los siguientes establecimientos:

  • Restaurante Kibanda, de estilo africano
  • Restaurante Bagaray, que ofrece un menú de temporada
  • Hamburguesería Virunga
  • Kiosco Australia, con fast-food de calidad

En cuanto a Faunia, podremos elegir entre:

  • Restaurante El Olivo, con una extensa carta
  • Hamburguesería El Roble
  • Kiosco Búho y Kiosco El Frailecillo, ambos con bocadillos y aperitivos
  • Kiosco Tucán y Kiosco Flamenco, donde podremos comprar unos exquisitos helados para los postres.

Quienes deseen llevarse la comida ya preparada de casa, pueden hacerlo tanto en Faunia como en el Zoo, sin ningún problema. En Faunia además podrán calentarla, ya que existe microondas a disposición del público.

En cuanto a los precios, el Zoo de Madrid es algo más económico que Faunia, aunque la diferencia no es considerable, ya que es muy pequeña. El precio de la entrada de adultos es de 22’95 € en el Zoo frente a los 26’45 € que cuesta en Faunia. La de personas mayores de 65 y niños de 3 a 7 años cuesta 18’60 € en el Zoo y 19’95 € en Faunia. Y en cuanto a los niños menores de  años, las entradas son gratuitas en ambos parques.

Tanto en el Zoo como en Faunia disponen de pases anuales, con los que podemos visitar el lugar siempre que queramos sin tener que pagar cada vez entrada. El del Zoo cuesta 49’90 más gastos de emisión, y el de Faunia 74 €, a los que se han de añadir también los gastos de emisión. El importe de estos gastos es de 6 € en ambos parques.

Si estás pensando en visitar el Zoo de Madrid o Faunia y quieres ir al Parque Warner, puedes alojarte en el Hotel Indiana, consulta nuestras ofertas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *